Cómo quitar las manchas de café

Un empujón o un codazo es todo lo que hace falta para volcarse el café en tu camisa preferida. Cuanto más se filtre la mancha en la tela, más difícil será de quitar. Puede ser frustrante cuando el café cae en su ropa, pero al menos Vanish® puede quitar las manchas de café con facilidad cuando estás cerca de casa, pero ¿qué haces cuando estás kilómetros lejos de casa?

No la dejes secarse

Una mancha de café es una mancha oxidable, lo que significa que es naturalmente difícil de eliminar, a menos que tengas Vanish® para ayudarte. Si te gusta la leche o la crema en tu café, la mancha también contendrá proteínas que pueden hacer más difícil de quitar.

Absorber el exceso de agua

Toma una servilleta de papel limpia, o un paño y saca la mancha de café diluido hasta que hayas quitado la mayor cantidad del exceso de líquido como sea posible. Aunque no querrás secar la mancha completamente, tampoco desearás caminar todo el día con la ropa empapada.

Llegando a casa

Después de llegar a casa puede ser tentador tirar la prenda manchada en el lavarropas y olvidarse de esta. Las manchas oxidables normalmente requieren más de un tratamiento cuando se trata de eliminar las manchas. El detergente para la ropa puede no ser suficiente para quitar la mancha, ya que a veces sólo hace que se desvanezca, en lugar de eliminarla de la tela - ¡aquí es donde Vanish® se pone en acción!

Dependiendo de si la mancha está en ropa de color o blanca existe un producto Vanish a utilizar.

Pre-tratado

STEP 1: Mezclar 1/4 cucharada de Vanish® con 100ml de agua a 50ºC para formar una pasta y aplicarla a la mancha
STEP 2: Frotar y dejar en la mancha hasta un máximo de 3 a 5 minutos
STEP 3:
Añadir una cucharada de Vanish® junto con el detergente elegido, directamente en la máquina

Gracias a Vanish®, la preocupación por las prendas de ropa arruinadas por el café se ha ido y puedes descansar en paz. Siempre y cuando sigas estas instrucciones, tu ropa estará libre de manchas en un solo lavado.

Una semana de manchas