¿Los malos olores y las manchas al cocinar son inevitables?